martes, 4 de noviembre de 2008

EL LAGO ALUMINE

Mami, ¿que estás leyendo?
MI UNIVERSO DE TANGO, un libro de una escritora que se llama GOYA SASSONE
.

(Montaje, titulo y escritora de Campanilla)

¿Me lees un capítulo?...Dodi, mañana tenés que coger el bondi temprano, nunca ves la hora de irte a dormir y luego tenés que madrugar.
Sólo un capítulo mami...¿y de que va el libro?...Bueno, es una historia de amor y de tango...¿Y termina bien?...mi cielo, estoy por la mitad del libro,, espero que si, a mi también me gustan las historias que terminan bien, además soy de las que piensa que el verdadero amor...siempre acaba triunfando.

Mami, anda ¿me lo lees? ¿que capitulo tienes?...en este momento EL LAGO ALUMINE.
¿Me puedo sentar en tu falda? ¡dale Dodi!...sos más pesadito que vaquita en brazos, ¡Mamiiii! ¡No me digas eso!...te estoy embromando mi cielo, si mi Dodi es lo que más quiero, sentáte y estáte quietito, ¿tenés que tener todas estas maderitas encima?...

Me gustan mami, mira que finitas, son para hacer una casita, y un día te haré una para ti...¿siiii? soy muy afortunada cielo mio, bueno ahora te leo, ponte un poquito más asi entre mis brazos, te quiero...yo también cariño, empiezo:

EL LAGO ALUMINE

Había despuntado la mañana con un tímido sol, y en el campanario, el reloj jugaba a despertar los corazones aún dormidos de las gentes del lugar, el viento suave que entraba por las ventanas, transportaba olor a naturaleza, a hierba mojada, a leña recién cortada, a medias lunas, a mate y a pan, los aromas se mezclaban como los perfumes se mezclan en las perfumerías, olía a jabón y a ropa limpia, a ternura, a caricias de madres a sus niños, a colonia recién puesta, a vino derramado, a manteles de cuadros y sábanas blancas, la mañana se crecía y junto con ella, el


movimiento se hacia patente, el trasiego, el ir y venir, aunque no era dia de laburo, sus gentes gustaban de disfrutar, un dia soleado, que invitaba a pasear , a montar a caballo y llegar hasta el lago, ese lago de aguas cristalinas, frías, suaves, que hacia latentes las emociones con sólo asomarse a él, cuando mirabas al fondo, era tal la belleza que desprendía, que te mareaba, y sentías una sensación de atracción hacia sus aguas, una necesidad de zambullirse en ellas, de impregnarse de su frescura, como si al meterte dentro de él, fueses a salir renovado, y al notar las gotitas resbalar por el cuerpo eso hiciera sentirse una persona nueva.


Aquella mañana, no parecía como todas, Héctor se levantó y miró por la ventana, como si su mirada pudiera viajar más lejos que el espacio y el horizonte que tenia enfrente de si, trataba de alcanzar con su mirada más allá de lo que podían ver sus ojos, se acordaba de Milena, de su última conversación, de cuando colgaron el teléfono, de lo que les costó, habían pasado cinco meses, y parecía que todavía sentía su presencia, y lo difícil que había sido despedirse de ella, le venia a la mente el dia en que se conocieron en el ascensor, sus músicas compartidas entre ambos pisos, sus guerrillas tangueras, lo recordaba y se sonreía, aunque al mismo tiempo eso le anudaba y le apretaba el corazón, desvió la vista de la ventana, y como el ritual de todas las mañanas el cimarrón matearía su ausencia, puso música...lo primero que tuvo a la mano, tangos por supuesto, y la casualidad o la causa-lidad...

Como un fantasma gris llegó el hastio...hasta tu corazón, que aún era mío, y poco a poco te fue envolviendo....y poco a poco te fuistes yendo.....Si grande fue tu amor cuando viniste, más grande fue el dolor cuando te fuiste....Triste tañido de las campanas, doblando en mi soledad.....Cada vez que me recuerdes, la noche amiga me lo dirá, y donde el cielo y el mar se pierden ¡cuántas estrellas me alumbrarán!...Cada vez que me recuerdes, tu pensamiento me besará...y cuando el fin de tu vida llegue, junto a tu vida me sentirás....

Se quedó escuchado la música, sin poder moverse, gracias al silbidito de la pava, volvió su mirada de nuevo a la ventana, se sentó y utilizó su mesita de madera, acariciaba sus asas, y sus patitas torneadas, era un ir y venir, un entrar y salir de su vida, saboreó el mate, mientras la música seguía sonando dando paso a otra canción, y después de arreglarse decidió salir a la calle, lo mejor que podía hacer es ir al lago, allí se sentía bien, era estar consigo mismo, era como navegar entre nubes, era una sensación difícil de explicar, lo único que sabia, que allí era como reencontrarse, nada le haría sentir mejor, que estar cerca de Aluminé en ese momento

Camino hasta las cuadras que estaban en la parte trasera de la casa, entró y se acercó a Troilo era tanguero hasta para eso, le puso el nombre a su caballo con todo el respeto a "Pichuco", primero pensó en Aníbal pero Troilo quedaba mejor, no había otro caballo como ese, cuando corría y trotaba "era música", ágil, firme y suave al tiempo, como el roce de los dedos del gordo en el bandoneón, se subió encima de él, y tras acariciarlo, y pasar sus dedos entre las crines, le dio una palmadita, y empezaron su andanza.

Héctor necesitaba ese paseo, necesitaba que la mañana le refrescase la cara, necesitaba sentir el aire, cabalgando llegó hasta el lago, el lago era enorme y pese a que era mucha la gente que lo visitaba, el tenia su rincón particular, conforme fue llegando empezó a sentirse mejor, amaba su lago, descendió del caballo, y aunque al ver el lago un nudo le apretaba su garganta, se refrescó su cara con el agua, ató el caballo en el árbol más cercano, se sentó sobre la hierba, y se apoyó con la espalda en el tronco, dejó su pequeña mochila al lado, sólo sacó el libro con intención de leer luego un rato, pero era demasiada la belleza del lugar, para distraer su mirada ni un instante, siempre que Héctor se acercaba a Aluminé, eran tan fuertes sus sensaciones, que es como si el mundo se parase en ese instante, se emocionó, eran demasiadas emociones acumuladas en su interior, notó el sabor del saladito de sus lágrimas, pero eso era bueno, es necesario dejar fluir de nuestro interior los sentimientos, expresar, eso nos hace sentirnos vivos, vivos y sensibles, vivos y fuertes, cerro los ojos y seguía viendo el lago, que sensación maravillosa, que bienestar, sólo habría deseado poder compartir ese momento con Milena, sentir su mano y poder acariciar la hierba juntos, la hierba verde y suave, el olor de la tierra mojada, abría los ojos para darse cuenta del lugar, para no perderse ni un minuto.


No había dormido bien y el cansancio se le apoderaba, la sensación de estar bien, hacia que sus ojos se cerraran, y le costase cada vez más abrirlos, un tibio sol le calentaba la cara entre las hojas y las ramas del árbol, no le quemaba, era cálido, miró el suelo y como por arte de magia, dos hojitas entrelazadas rodaron frente a él, se sonrió, parecían extraídas de su foto, pero se sentía cansado y de nuevo la necesidad de cerrar los ojos,era mayor a su voluntad de mantenerse despierto, mientras la brisa del aire le acariciaba incesante.


Se quedó dormido, no sabe si dormido o aletargado, pero en su mente, en sus sueños, o en su imaginación, Aluminé tomó forma de mujer, el lago se fue encogiendo en lo ancho y extendiéndose en lo alto, una mujer de cuerpo traslucido formada de gotas de agua, era un cuerpo que se podía traspasar, volvió a sentir la música en su mente, un tango que repiqueteaba incesante, el último que había sonado en su casa...

(SILENCIAMOS DEEZER)


Estás clavada en mi, te siento en el latir abrasador de mis sienes... te adoro cuando estás...y te amo mucho más cuando estas lejos de mi...Tengo miedo de perderte de pensar que no he de verte..
sintió levantarse del suelo, sintió el abrazo de Aluminé, notó mojarse la cara, sintió ese tango, como lo bailaba con los pies descalzos sobre la hierba, notaba la frescura del agua de Aluminé, y el calor de la música, sintió el recuerdo de Milena, no sabia lo que le pasaba, una alucinación, una fantasía, pero se sentía bien, era como traspasar el túnel del tiempo, del presente al pasado, del pasado al futuro,y la sensación de que se reencontraba con ella, y en ese pequeño lapsus de magia o sueño, logró despertarse, se asustó por sentir su camisa empapada de agua y no saber si era sueño o realidad, pero al mirar a su entorno, el tibio sol había desaparecido
y había dado paso a un día gris y lluvioso, la lluvia que lo había empapado había



hecho que despertara, aunque una sensación difícil de explicar sentía dentro de su corazón, aunque al mismo tiempo se sentía bien, los días grises siempre fueron su aliado, las horas habían pasado demasiado deprisa y decidió regresar.


Al entrar en su casa, y antes de que le diera tiempo a cambiarse, sonó el teléfono, ¡Hola Héctor! .....¡Milena! ...como son largas las semanas.... ¿la oyes?....se me saltan las lágrimas... no cielo ...cuento los días amor...

Bueno Dodi, ya es muy tarde, debes dormir o mañana no vas poder levantarte a la hora, sólo otro capitulito mami, no Dodi, es ya muy tarde...¿y hoy no adornastes con estrellas mi cuarto?...¿quién dijo eso? no sólo lo adorne, hoy vamos a coger directamente las estrellas, el cielo eres tu mi amor, dame la mano Dodi...las maderitas se quedan aqui...¿sabes una cosa Dodi?...el que mami, TE QUIERO MUCHO MI PEDACITO DE CIELO...¿sólo un pedacito? no cariño, además eres mi collarcito de melones...¡mami no me digas eso! te embromo tesoro, anda vamos a coger las estrellas, corre antes de que se vayan.



Llegaron a la habitación Dana su perra les había adelantado en sus pasos, después de coger las estrellas una a una, Dodi se metió en su camita y se dejo arropar bajo las caricias de su madre, la caja de música le acuno en sus sueños, Mi Refugio era porteño ya desde su infancia y creció arropado por el dos por cuatro... tras los últimos compases Dodi se durmió.



Su madre se quedó contemplándolo un buen rato, como el que contempla una obra de arte, la mejor obra de arte de su vida, cerró con cuidadito la habitación, y antes de acostarse se tomo un mate bien calentito, echó un vistazo de nuevo al libro, pero decidió dejar el siguiente capitulo para otro día.

Felices sueños.



PD: Cuando escribí esta historia, en Marzo del 2007, desconocía totalmente la leyenda del Lago Aluminé, me refiero a que imaginé el lago como a una mujer, y las casualidades de la vida, sin ser exactamente lo mismo han hecho que exista una relación, aunque hay quién dice que las casualidades no existen sino la CAUSALIDAD.


TANGOS:
CADA VEZ QUE ME RECUERDES
PASIONAL
REMEMBRANZAS

37 comentarios:

Alatriste dijo...

Una bella sinfonía de imágenes y palabras, que como siempre, tiene alma de tango.
Un placer leerte y bañarme en tu lago.
Vine a darte las gracias por el torrente de cariño que recibo de ti y por lo bien que me haces sentir cada vez que haces sonar tus campanitas cerca mío.
Eres un corazón arrollador y siempre me tendrás de tu lado.
Un beso fuerte y cuídate mucho.

Campanita de BarZaires dijo...

Alatriste, esto si que es una bonita sorpresa, me alegro de que hayas venido...aunque ya sabes, que los amigos nunca se van del todo, y como dice el dicho ...son como las estrellas...no siempre los ves, pero siempre están ahí.

No has de darme las gracias por nada, para que están los amigos, sino para cuidarse, apoyarse y sentirse cerquita siempre...siempre.

Un beso enorme y un abrazo capitán Alatriste.

Shanty dijo...

Ay, que lindo entrar a tu blog. Ya te he dicho que el tango me encanta. Has escogido una pieza fabulosa, así como tu historia. Estamos de acuerdo: las casualidades no existen.
Muchos besos,
Shanty

Campanita de BarZaires dijo...

shanty, gracias por venir, me alegro de que te guste, siempre es un palcer recibirte y poder compartir todas estas cosas contigo.
Un beso muy grande.

Mary dijo...

¡¡Hola Campanitaaaaaaaaaa¡¡

Tanto tiempo como estas disculpa mi ausaencia pero bhue son las cosas de la vida.
Cariños.

Trini dijo...

Un post muy completo que nos lleva desde la ternura de la charla mamá hijo hasta la magia del hermoso relato.
Precioso el conjunto
Un abrazo

Franziska dijo...

Una página muy bella como todas las tuyas en las que vuelcas toda tu ternura, delicadeza y tus dotes de buena escritora. Es amena la forma y precioso, limpio y encantador todo el relato.

Un abrazo.

Campanita de BarZaires dijo...

Mary, no hay nada que disculpar al contrario, gracias por estar aqui.
Un beso.

Trini, un placer tenerte por aqui,
tu blog es una deilicia, gracias por tus palabras.
Un beso grande.

Campanita de BarZaires dijo...

Franciska, verte aparecer siempre me llena de ilusión, por el cariño con el que me hablas y me dedicas tus palabras, gracias por hacer que me sienta tan bien siempre que te escucho, tú formas parte de todo esto, ya que sin tu cariño todo esto no será posible, eso me anima a seguir.
Un beso muy grande.

SUSANA dijo...

Querida Amiga:

Tantas cosas para decirte! Se me amontonan las palabras!

Para mí, el lago Aluminé, siempre serás Vos, porque no sólo me lo presentaste, lo marcaste a fuego en mi memoria.

El relato es conmovedor de punto a punto, y sobre todo ese final!

Me llevaste de la mano Campanita, por la geografía, los detalles y hasta tuvo el gusto del cimarrón!

Muchísimas Gracias por compartir este excelente trabajo!

El próximo sábado, tendré algo en el blog que quizás te agrade a Vos y a esa tanguera que te habita.

MI ABRAZO CON MUCHÍSIMO CARIÑO Y AGRADECIMIENTO POR ESTE BELLO MOMENTO!

nadaq dijo...

...no sólo has sabido elegir las imagenes perfectas y la música más ensoñadora. Es tu texto el que acaba de dejarme extasiada. La conversación de Dodi y su mami, la forma en la que nos das la mano para entrar en una historia que como poco se me antoja mágica y preciosa.

...es curioso lo que cuentas de tu percepción de la Leyenda mucho antes de conocerla realmente.

...si es que cuando se escribe con amor se nota...y todo es capaz de percibirse...incluso antes de tiempo.

Pura magia querida. Un placer leerte.
Relatos cortos ...podrías plantearte el publicarlos ...no crees?

lully desnuda dijo...

Hola Campanita!!

Da gusto quedar inmersa en tu potencial intelectual pero, sobretodo, en ese sentir tan bien expresado.

Besitos con aires de libertad!

MARISEL dijo...

Campanita mi amiga española que ama el tango al igual que yo siendo mexicana...
Que bella historia me llenaste la noche con ella...Gracias por ponerla para los que no la conocíamos..
Besos

Campanita de BarZaires dijo...

Susana, gracias por el cariño que desbordas en cada una de tus palabras.

Tu blog para mi es muy especial, porque me encantan tus historias, y es difíl cuando entras en el volver a salir, me quedo enganchada en cada una de tus palabras, lo recomiendo a mis amigos, y cuanto tus historias, porque para mi son fantásticas y maravillosas.

Esperaré con ilusión tu nuevo post, se que me gusta ya ...antes de verlo y leerlo.

Un beso muy grande.

Campanita de BarZaires dijo...

Mi querida Nadaq:

No sabes lo importante que es para mi cada vez que te encuentro por estos pagos, leerte, escucharte, y sentirte cerquita como si estuvierámos en el mismo lugar y en el mismo instante.

Relatos?...ya me gustaría, pero creo que para eso tú si que estás capacitada, entro en tu blog, y me recorro tus momentitos y todas y cada una de las cosas en las que siempre has sabido captar y dejarnos una parte de ti, contigo se lee, se aprende y se disfruta.

Fue una suerte descubrirte. Un millón de besos.

Campanita de BarZaires dijo...

Lully, gracias por venir y por tus palabras, por dejar aqui un pedacito de tu tiempo tan importante para mi.
Un beso enorme.

Marisel, el tango une, no sólo en el abrazo también en la amistad y en las amigas como tú , ya que las distancias no existen cuando dos personas quieren.

Gracias por tus palabras que guardo siempre con mucho cariño.
Un beso muy grande.

Catalina Zentner dijo...

Campanita, ¡una historia preciosa!
Es reconfortante aprovechar que amaina la tormenta por momentos, para recurrir a estas lecturas balsámicas para el alma.

Te dejo un abrazo,

Campanita de BarZaires dijo...

Catalania, eso si es una sorpresa preciosa, me alegro mucho de verte por aqui, ahora mismo me voy a tu casita para darte un beso aún más de cerca.

Secret! dijo...

Hola.. muchas gracias por pasarte por mi blog :)
gracias por darme tu opinion :)
mi blog esta abierto para cuando quieras ^^
te dejo un beso
y un fuerte abrazo :D
muy lindas images

La Gata Coqueta dijo...

Gracias por tu paso por mi casa, las puertas están abiertas para que pases cuando lo desees.

No te puedo seguir todos los blogs, me quedo con este que es más cortito...

Son todos muy bonitos.

Seguiremos comunicandonos si tu lo apruebas.

Recibe un cálido abrazo de quien te escribe.

La Gata Coqueta.

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Mi querida Campanita, gracias por tan bellas palabras que siempre me dejas junto a tu cariño, en mis mundos.
Eres una amiga muy dulce.

Es hermosa la historia que acabaste de narrar y sin duda ese lago tambièn, tan lleno de paz y plenitud.

Como siempre el tango impetuoso presente!! Gracias por recordarlos.

Besitos en caracolas y que tengas un lindo inicio de semana mi amiga querida.

Susana-Agualuna

(Y si, sòlo la causalidad existe, lo otro es cuento de otra historia.)

Auxi dijo...

Campanita, tienes unos blogs increibles, sin los textos son buenos, que decirte de las imagenes, y esos fondos, madre mia. Se nota que le dedicas tiempo y cariño, ha sido un auténtico placer pasearme por aqui.

Gracias por pasarte por Refugio, me alegra que te gustara, con el tiempo y recomendaciones espero que pueda ir creciendo.

un abrazo

Alatriste dijo...

Gracias por tu apoyo, niña.
Es muy importante para mí.
Eres la mejor.
Besos.

Mariposa Azul dijo...

Hermosisimo... cada vez que conosco mas de esas historias me gusta mucho... hace poquito fui a un restaurante argentino.... y ahi... escuche mucho tango... besazos

Maria Jesús dijo...

Cielo mío, te quiero muchísimo. Vuelvo con más tiempo. Lo prometo

fada dijo...

És una història preciosa, Campanita, i no em refereixo només a la del llac, sinó també a la relació entre mare i fill. Deliciosa. Segur que avui tinc dolços somnis. Gràcies. Un petó.

Campanita de BarZaires dijo...

Secret, gracias a ti, te seguiré visitando y descubriendote un poquito más.
Besitos.

Gata Coqueta, gracias por tus palabras, seguiremos en contacto, de todos este es el blog de inicio, asi que me alegro que te quedes por aqui.
Un beso muy grande.

Campanita de BarZaires dijo...

Susana, mi querida niña, cuanto me alegra verte por aqui, y sentirte cerquita, como siempre dejando tu cariño en cada uno de tus comentarios, me alegro de que te haya gustado la historia, yo no conozco ese lago, pero es como si lo hubiese visto.
Te deseo mucho éxito para todas tus cositas.
Un beso enorme de todo corazón.

Campanita de BarZaires dijo...

Auxi, yo estoy segura que TU REFUGIO va a tener mucho éxito, y que poco a poco crecerá cada vez más, tiene todos los ingredientes para que esto suceda, y el principal es que tú estás detrás y se nota el cariño que has puesto en ello.
Te deseo todo lo mejor, gracias por tu comentario, eso me anima mucho , Campanita no sería posible sin ninguno de vosotros.
Un beso enorme de todo corazón.

Campanita de BarZaires dijo...

Alatriste, no hay de que, estoy segura que Auxi va a tenr mucho éxito, en parte ya lo tiene teniendo amigos como tú.
Un beso muy grande.

Mariposa Azul, bueno...esta historia me la he inventado yo, pero el lago aunque no lo he visto personalmente, no se porque es como si lo conociera de toda la vida, creo que si algún día tengo la suerte de verlo me sentiré totoalmente identificado con él...un restaurante argentino...y tangos...seguro que estaba genial.
Un beso muy grande.

Maria Jesús, no te preocupes, para mi siempre sigues estando aqui.
Yo también te quiero muchisimo. Un beso grandioso.

Fada, se nota que eres una "fada" porque tienes esa magia especial, gracias por tus palabras y espero que de corazón tengas felices sueños.
Muchos besitos.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

...disculpa mi tardanza
un "bichito" me destruyó el disco de la PC

Hola Campanita!
Que hermosa historia has contado!!!

Se oyen tangos...y qué Tangos!!!

Cada vez que me recuerdes..
Pasional de Caldara y Soto, creo que es el único tango que me acuerdo de los autores y
Remembranzas.
Los tres acompañan tu sensible expresión puesta en las letras de tu escrito.

Sin dudas es una historia de pasión y recuerdos.
Me gustó mucho!!!!
...y con final felíz!!!

Me voy cantando despacito...
estás clavada en mí, te siento en el latir...

Querida CAMPANITA!
desde este Buenos Aires muy caluroso
te dejo mis saludos
y con ellos
los mejores deseos para TÍ!!!


besos


Adal

Alatriste dijo...

Vuelve pronto, Campanilla.
Si tu magia estoy perdido.
Feliz fin de semana, amiga.

tanguetto dijo...

En Aluminé hice parte de mi servicio militar, allá por el taitantos...

Volvé y picá en la clave de sol roja al pie del post... alli podras escuchar la música.

besos

Quino pensando en Emy dijo...

Gracias Campanita. Un montón de besos que atraviesan la red virtual

Kim Basinguer dijo...

El tango pone la guinda a tu historia.

Campanita de BarZaires dijo...

Adal no importa el tiempo que tardes en venir, tu presencia y tus palabras siempre son acogidas con mucho cariño, además estás del otro lado...pero cerquita, porque de vez en cuando, me voy a tu Boca Juniors a darme un paseito...a un sólo clic.
Muchos besos...y que no se le ocurra a ningún otro bichito atacar a tu Pc, que le mando toda una tropa.

Alatriste, pero...yo pensaba que la magia la ponías tú...yo creo que sí.
Un beso grande amigo.

Tanguetto, seguro que no hace tantos taitantos...he vuelto y he podido escuchar la música, me encanta tu blog.
Un beso.

Quino un montón de besos para ti y Emi, aqui los virtuales han llegado bien, os los mando por envío urgente para que os lleguen mucho antes.

Kim se te echaba de menos , gracias por venir, un beso muy grande que te llegue hasta el otro lado.

Alatriste dijo...

Si alguna vez escribo un libro como me recomiendas, te firmaré el primer ejemplar. Gracias por estar ahí, amiga. Un abrazo.